Vaticano seguirá escuchando casos de abusos en Chile

0

 

El arzobispo Charles Scicluna es el responsable del Vaticano para el caso de Chile y aseguró que la Santa Sede establecerá un “servicio de escucha” en el país andino para seguir recabando testimonios de personas abusadas sexualmente por religiosos en ese país.

El prelado de Malta  explicó que se tomó la decisión ante la imposibilidad de atender a todas las personas que pidieron ser oídas durante su visita de una semana a Chile, donde la iglesia católica local está envuelta en el escándalo porque supo de los abusos, pero los encubrió.

Scicluna ofreció una rueda de prensa antes de regresar de Santiago a}a Roma, y expresó que “investigar es un deber de justicia. Necesitamos hacer justicia con las víctimas por el bien del país y también de la Iglesia”,

Francisco convocó a los 31 obispos chilenos activos a Roma a mediados de mayo y a 3 eméritos y en un documento que les entregó en la primera sesión de trabajo señala que el “escándalo” de la Iglesia chilena no se soluciona sólo con remover a sus cabezas, sino que “hay que ir más allá”, atacando las raíces que originaron su crisis.

Hasta ahora Francisco aceptó la renuncia de tres obispos

El enviado visitó Chile por segundas ocasión  junto con el presbítero Jordi Bertomeu, luego de que en la primera visita tomaron declaraciones a 64 personas, la mayoría abusados sexuales por sacerdotes, mientras que en la segunda llevaron una petición de perdón del papa Francisco a la diócesis de Osorno, donde dedicaron varias horas a escuchar a agredidos que ni siquiera los habitantes de la zona sabían que existían.

“Lamentamos no poder atenderles personalmente a todos y nos comprometemos a responder por escrito a la brevedad a cada una de ésas comunicaciones”, añadió Scicluna, considerado el mejor investigador de abusos sexuales del Vaticano, y precisó que se reunieron con cientos de personas en Santiago y agradeció la confianza “que han depositado en nosotros tantas personas que nos han solicitado audiencias o enviado cartas”.

El receptor de los testimonios orales o por escrito será el Consejo Nacional de la Prevención de Abusos de la Conferencia Episcopal, objeto de múltiples críticas porque en la práctica no previno los abusos y su presidente, el obispo Alejandro Goic, renunció en mayo al hacerse públicos el escándalo de abusos con 14 sacerdotes comprometidos en su diócesis de Rancagua.

Scicluna dijo que tiene absoluta confianza en los miembros de la Comisión que asignó al “servicio de escucha”, que son su actual coordinadora, una psicóloga, una monja y dos sacerdotes